El fútbol español está consternado ante la repentina partida de Marvellous Onanefe Johnson, un jugador de 13 años, quien falleció de manera súbita en medio del campo de juego y frente a su hermano. El lamentable suceso ocurrió el pasado fin de semana en Málaga.

Según explicó el CD Puerto Malagueño, uno de los clubes más emblemáticos de la zona, el joven participaba de un partido contra el U.D. Los Prados en un encuentro correspondiente a la jornada 12 de la categoría infantil.

“A falta de 5 minutos para la finalización del partido, surgió algo inesperado para todos, nuestro jugador Marvellous Onanefe Johnson, de 13 años, cayó desplomado en el terreno de juego”, narró el equipo en su cuenta de Facebook.

Al parecer, el futbolista infantil comenzó a convulsionar ante la mirada atónita de sus compañeros y público. El partido se paró e ingresaron los servicios de emergencia.

“Tras unos momentos de incertidumbre de todos los asistentes al partido y personal del club y después del intento de reanimación de la policía local y 061, nuestro jugador no pudo ser reanimando”, menciona el comunicado.

El medio deportivo, Marca, indica que se vivieron momentos “verdaderamente dramáticos” y el equipo malagueño decretó una semana de luto.

Agrega que el hermano menor del joven, quien pertenecía al mismo club, presenció todo lo ocurrido. Se trata de una familia compuesta por cuatro hermanos y muy querida en el CD Puerto Malagueño.

“Son momentos muy duros para nuestro club, nunca antes habíamos vivido algo parecido. Se fue un ángel para el cielo, la vida es muy injusta. Estés donde estés Marvellous, te tendremos todos en nuestro corazón”, finaliza el boletín.

Otros equipos de Málaga han expresado sus condolencias ante la inesperada partida.

Mientras tanto, los familiares del adolescente, quien en su último partido marcó un gol, aún esperan los resultados de la autopsia que determinará la verdadera causa de la muerte.